Magazines, Writing

10/10/2011

MUU: the other approach to art in Finland

Tags: , , ,

MUU ry 16.1.2010, photo: KekeTop, model: Anu Maatraiva

 

[Article published in the Media Art section of the contemporary art magazine art.es, #46, 2011]


MUU is the second largest artist’s association in Finland. During the last 23 years, this organisation devoted to promoting new and experimental art forms has experienced a successful evolution that has led to the development of numerous international art events, an art fair, a gallery and a platform for media art workshops. In the following interview, its director, Timo Soppela, draws an outline of the Finnish art scene.

 

As an artist run association MUU (“the other one”) has a long history, spanning more than two decades. What have been the primary concerns of your members, in relation to the Finnish art scene?

MUU was founded in 1988 by artists working with new media, performance, environmental art, etc. They felt that there was no organisation representing them, and that all the other associations were working in old fashioned way.. The need for a dynamic, open and politically active association were some of the main reasons for the birth of MUU. Nowadays MUU has 600 artist members and is the second biggest in Finland. The need for so-called “muu arts” to be equal to other visual art forms is still an aim of the association.

 

The association’s name seems to imply an alternative, independent approach to art. Do you still feel  this “otherness” or have you been accepted among the art institutions?

The name is catchy and easy, and describes in a simple way the nature of the association. The name was taken from the application form for applying to artist’s grants: artists were supposed to check the proper box if they were painters, sculptors or graphic artists; if  none of these applied, then they had to check the box labelled “muu”…MUU is well known, and art institutions have become frequent partners. But the otherness is still one of the main issues and forces us to find new, different and interesting ways to function. Since MUU was founded, many other smaller associations have been created, working with new media and experimental art forms. So, depending on one’s point of view, MUU can be seen as an “institution”, or as still representing the experimental emerging art scene.

 

What kind of reactions has a non-commercial gallery such as MUU had in the commercial art gallery circles and among the public? 

MUU is one of the best known galleries in Helsinki, and also on an international level, because we develop many international projects, inviting international artists to Helsinki and by organising Finnish art events abroad. Our audience varies a lot from one exhibition to another because shows events at the gallery are also very different.  Little by little “muu-arts” have started to be visible in private galleries as well, and MUU is one of those places where gallerists or curators can come to find new and interesting names. Not only by visiting exhibitions but also by studying our video and portfolio libraries, which includes works by hundreds of artists.

 

Since 2005, you’ve organized the Art Fair Suomi In collaboration with the Union of Artist Photographers.  What motivated this initiative? In what ways is it different from other art fairs?

Different Finnish artist unions have organised art fairs for years. MUU started to organise its own similar event in 2002 when the State Art Collection started to show interest in buying video art. In 2005 we joined forces with the Union of Artist Photographers and invented the name ART FAIR SUOMI (Art Fair Finland) An important aspect of this fair is that it is open to all of our members, so everybody can show their works. At the moment this event is an art fair for just two galleries,– but we try to develop it further each year, and soon we might start to invite other galleries to join in order to develop international visibility.

 

The opening of the Muu Media Base in 1995 speaks of an early interest in working with new media. In your experience, how has the field of new media art evolved over the last sixteen years in Finland? 

At the beginning, the MUU Media Base was a major actor in the field, no other organisation offered anything similar to the artists. Since then the situation has changed, the technology is more accessible and almost everyone has their own computer. Nowadays the MUU Media Base acts mostly to organize workshops employing new technologies and skills. Right now we have a workshop called Wearable Electronics for MAX msp aimed at media artists and clothing designers, and a workshop of field recordings and sound editing for sound artists, and we aim to publish a new collection of sound works on CD.

Interestingly, the old fashioned CD has become a valuable way to preserve and document sound art. For video art we maintain a video library. We consider the preservation and distribution of the video documentation of our festival a very important part of our activities. Still, the main institution in Finland dedicated to documenting and archiving is the Central Art Archive, run by the Finnish National Gallery. And of course AV-arkki, the Distribution Centre for Finnish Media Art, which has a distribution archive of Finnish video art.

 

You have collaborated with the Pixelache festival. Does the existence of this type of event in your city benefit or influence in some way your activities?

The way Pixelache works feels close to us: creating events which are platforms for artists from different disciplines and different countries to meet, share ideas and create new things. In general, I think that MUU functions as a window for new art forms for the mainstream audience, giving new visibility to the artists. But MUU is not alone anymore. The Finnish art scene has changed a lot. Huuto Gallery, created by young artists nine years ago, has been a huge success. New networks are created, like the Finnish Media Art Network which was founded in 2009 by MUU together with six other organisations. Nowadays there are nine member organisations in this network throughout Finland, MUU being the biggest of them. During my 10 years at MUU I have found these different possibilities to be very fruitful: to work both with institutions and also on the grassroots level. This gives me the drive and energy to keep working.

MUU ry 16.1.2010, photo: KekeTop, model: Anu Maatraiva

 

[Artículo publicado en la sección de Media Art de la revista de arte contemporáneo art.es, núm. 46, 2011]

MUU es la segunda mayor asociación de artistas en Finlandia. Durante los últimos 23 años, esta organización dedicada a promover nuevas formas de arte experimental ha llevado a cabo una exitosa evolución que la ha llevado organizar numerosos eventos internacionales, una feria de arte, crear una galería y una plataforma para talleres de media art. En la siguiente entrevista, su director, Timo Soppela, traza un perfil de la escena del arte finlandés.

 

Como asociación de artistas, MUU (“el otro”) tiene una larga historia, que se extiende a lo largo de más de dos décadas. ¿Cuáles han sido las principales preocupaciones de sus miembros, en relación con el mundo del arte finlandés?

MUU fue fundada en 1988 por artistas que trabajan con nuevos medios, performance, arte ambiental, etc. Sentían que no había ninguna organización para ellos, y que todas las asociaciones estaban trabajando de una manera desfasada. La necesidad de contar con una asociación dinámica, abierta y políticamente activa, fue el motivo principal del nacimiento de MUU. En la actualidad cuenta con 600 miembros, y es la segunda mayor asociación de artistas en el país. La necesidad de situar a las llamadas “artes muu” al mismo nivel de otras formas de arte visual sigue siendo una necesidad legítima y el objetivo del trabajo de la asociación.

 

El nombre de su asociación parece implicar un enfoque alternativo e independiente para el arte. ¿Todavía se sienten parte de esta “otredad” o han sido aceptados entre las instituciones del mundo del arte?

El nombre es pegadizo y fácil, y explica de una manera muy simple la naturaleza de la asociación. El nombre viene de un formulario de solicitud de subvenciones para artistas: los artistas tenían que marcar con una cruz la casilla correspondiente si eran pintores, escultores o artistas gráficos. Si no eran ninguno de estos, entonces tenían que marcar la casilla “muu”… Ahora MUU es bien conocida, y las instituciones del mundo del arte se han convertido en frecuentes colaboradoras. Sin embargo, la alteridad sigue siendo uno de los principales problemas y nos obliga a a encontrar nuevas formas, diferentes e interesantes de desarrollarnos. Desde que MUU fue fundada, muchas otras asociaciones más pequeñas se han creado, vinculadas a los nuevos medios y las formas de arte experimental. Así que, según el punto de vista, MUU puede verse ya como una “institución”, o bien como un representante de la escena del arte experimental y emergente.

 

¿Qué reacciones ha generado una galería no comercial como MUU en los círculos de las galerías comerciales?

MUU es una de las galerías más conocidas en Helsinki. También a nivel internacional, ya que desarrollamos muchos proyectos internacionales, invitamos a artistas internacionales a Helsinki y organizamos de eventos de arte finlandés en el extranjero. Nuestro público varía mucho de una exposición a otra debido a que las exposiciones y eventos en la galería también son muy diferentes. Poco a poco el “arte-muu” comienza a ser visible también en galerías privadas, y MUU es uno de esos lugares en los que como galerista o comisario uno puede encontrar artistas emergentes interesantes. No sólo visitando las exposiciones, sino también mediante revisando nuestro archivo de dossieres y vídeos, que incluye obras de cientos de artistas.

 

Desde el año 2005, han organizado con la Unión de Fotógrafos la Art Fair Suomi. ¿Qué motivó esta iniciativa? ¿De qué manera se diferencia de otras ferias de arte?

Las asociaciones de artistas en Finlandia han organizado ferias de arte desde hace años. En MUU empezamos a organizar nuestro propio evento en 2002, cuando la Colección de Arte Estatal comenzó a mostrar interés por comprar video arte. En 2005 nos unimos a la Unión de Fotógrafos y le dimos el nombre ART FAIR SUOMI (Feria de Arte de Finlandia). Un aspecto importante de esta feria es que está abierta a todos nuestros miembros, para que todos puedan mostrar sus trabajos. De momento este evento es una feria de arte de dos galerías, pero para el futuro tenemos nuevos planes, y es posible que empecemos a invitar también a otras galerías a que se unan a nosotros y logremos adquirir una mayor visibilidad a nivel internacional.

 

La creación de MUU Media Base en 1995 habla de un temprano interés en trabajar con los nuevos medios. En su experiencia, ¿Cómo se ha desarrollado el media art durante los últimos dieciséis años en Finlandia?

Al principio, el MUU Media Base fue un factor importante, puesto que ninguna otra organización podía ofrecer este servicio a los artistas. Desde entonces la situación ha cambiado: por supuesto, los equipos son más accesibles y casi todo el mundo tiene su ordenador personal. Hoy en día la MUU Media Base es sobre todo un programa de talleres de nuevas tecnologías y recursos. En este momento tenemos un taller llamado Wearable Electronics para Max MSP para los artistas digitales y diseñadores de ropa, y un taller para artistas sonoros sobre grabación y edición de sonido, y nuestro objetivo es publicar una nueva colección de obras sonoras en CD. Curiosamente, el obsoleto CD se ha convertido en una valiosa forma de conservar y documentar el arte sonoro. Para el video arte mantenemos una biblioteca de vídeo. Consideramos que la conservación y distribución de la documentación en video de nuestro festival es una parte muy importante de nuestras actividades. Con todo, la principal institución en Finlandia dedicada a documentar y archivar es el Archivo de Arte Central, a cargo de la Galería Nacional de Finlandia. Y, por supuesto, AV-arkki, el Centro de Distribución de Media Art de Finlandia, que tiene un archivo de distribución de video arte finlandés.

 

Dado que han colaborado con el festival Pixelache, ¿les beneficia la existencia de un evento como éste en su ciudad? ¿Ha influido de alguna manera en sus actividades?

La forma en que funciona Pixelache es muy cercana a la nuestra: creamos eventos que son plataformas para que los artistas de diferentes orientaciones profesionales y diferentes países se reúnan, compartan ideas y creen cosas nuevas. En general, creo que MUU funciona como una ventana a las nuevas formas del arte para el público general, dando una nueva visibilidad a los artistas. Pero MUU ya no está sola. La escena del arte finlandés ha cambiado mucho. Huuto Gallery, creada por artistas jóvenes hace nueve años, ha tendio mucho éxito. También se crean nuevas redes de trabajo, como la Red de Media Art de Finlandia, que fue fundada por MUU junto con otras seis organizaciones en 2009. En la actualidad existen nueve organizaciones en esta red, MUU siendo la mayor de ellas. Durante los 10 años de mi carrera en MUU he constatado que estas diferentes posibilidades pueden ser muy fructíferas: trabajar tanto con las instituciones como “en las trincheras”. Esto me da el ímpetu y la energía para seguir trabajando.

 

 
MUU ry 16.1.2010, photo: KekeTop, model: Anu Maatraiva

 

[Article publicat en castellà i anglés en la secció de Media Art de la revista d’art contemporani art.es, núm. 46, 2011]

 

MUU es la segunda mayor asociación de artistas en Finlandia. Durante los últimos 23 años, esta organización dedicada a promover nuevas formas de arte experimental ha llevado a cabo una exitosa evolución que la ha llevado organizar numerosos eventos internacionales, una feria de arte, crear una galería y una plataforma para talleres de media art. En la siguiente entrevista, su director, Timo Soppela, traza un perfil de la escena del arte finlandés.

 

Como asociación de artistas, MUU (“el otro”) tiene una larga historia, que se extiende a lo largo de más de dos décadas. ¿Cuáles han sido las principales preocupaciones de sus miembros, en relación con el mundo del arte finlandés?

MUU fue fundada en 1988 por artistas que trabajan con nuevos medios, performance, arte ambiental, etc. Sentían que no había ninguna organización para ellos, y que todas las asociaciones estaban trabajando de una manera desfasada. La necesidad de contar con una asociación dinámica, abierta y políticamente activa, fue el motivo principal del nacimiento de MUU. En la actualidad cuenta con 600 miembros, y es la segunda mayor asociación de artistas en el país. La necesidad de situar a las llamadas “artes muu” al mismo nivel de otras formas de arte visual sigue siendo una necesidad legítima y el objetivo del trabajo de la asociación.

 

El nombre de su asociación parece implicar un enfoque alternativo e independiente para el arte. ¿Todavía se sienten parte de esta “otredad” o han sido aceptados entre las instituciones del mundo del arte?

El nombre es pegadizo y fácil, y explica de una manera muy simple la naturaleza de la asociación. El nombre viene de un formulario de solicitud de subvenciones para artistas: los artistas tenían que marcar con una cruz la casilla correspondiente si eran pintores, escultores o artistas gráficos. Si no eran ninguno de estos, entonces tenían que marcar la casilla “muu”… Ahora MUU es bien conocida, y las instituciones del mundo del arte se han convertido en frecuentes colaboradoras. Sin embargo, la alteridad sigue siendo uno de los principales problemas y nos obliga a a encontrar nuevas formas, diferentes e interesantes de desarrollarnos. Desde que MUU fue fundada, muchas otras asociaciones más pequeñas se han creado, vinculadas a los nuevos medios y las formas de arte experimental. Así que, según el punto de vista, MUU puede verse ya como una “institución”, o bien como un representante de la escena del arte experimental y emergente.

 

¿Qué reacciones ha generado una galería no comercial como MUU en los círculos de las galerías comerciales?

MUU es una de las galerías más conocidas en Helsinki. También a nivel internacional, ya que desarrollamos muchos proyectos internacionales, invitamos a artistas internacionales a Helsinki y organizamos de eventos de arte finlandés en el extranjero. Nuestro público varía mucho de una exposición a otra debido a que las exposiciones y eventos en la galería también son muy diferentes. Poco a poco el “arte-muu” comienza a ser visible también en galerías privadas, y MUU es uno de esos lugares en los que como galerista o comisario uno puede encontrar artistas emergentes interesantes. No sólo visitando las exposiciones, sino también mediante revisando nuestro archivo de dossieres y vídeos, que incluye obras de cientos de artistas.

 

Desde el año 2005, han organizado con la Unión de Fotógrafos la Art Fair Suomi. ¿Qué motivó esta iniciativa? ¿De qué manera se diferencia de otras ferias de arte?

Las asociaciones de artistas en Finlandia han organizado ferias de arte desde hace años. En MUU empezamos a organizar nuestro propio evento en 2002, cuando la Colección de Arte Estatal comenzó a mostrar interés por comprar video arte. En 2005 nos unimos a la Unión de Fotógrafos y le dimos el nombre ART FAIR SUOMI (Feria de Arte de Finlandia). Un aspecto importante de esta feria es que está abierta a todos nuestros miembros, para que todos puedan mostrar sus trabajos. De momento este evento es una feria de arte de dos galerías, pero para el futuro tenemos nuevos planes, y es posible que empecemos a invitar también a otras galerías a que se unan a nosotros y logremos adquirir una mayor visibilidad a nivel internacional.

 

La creación de MUU Media Base en 1995 habla de un temprano interés en trabajar con los nuevos medios. En su experiencia, ¿Cómo se ha desarrollado el media art durante los últimos dieciséis años en Finlandia?

Al principio, el MUU Media Base fue un factor importante, puesto que ninguna otra organización podía ofrecer este servicio a los artistas. Desde entonces la situación ha cambiado: por supuesto, los equipos son más accesibles y casi todo el mundo tiene su ordenador personal. Hoy en día la MUU Media Base es sobre todo un programa de talleres de nuevas tecnologías y recursos. En este momento tenemos un taller llamado Wearable Electronics para Max MSP para los artistas digitales y diseñadores de ropa, y un taller para artistas sonoros sobre grabación y edición de sonido, y nuestro objetivo es publicar una nueva colección de obras sonoras en CD. Curiosamente, el obsoleto CD se ha convertido en una valiosa forma de conservar y documentar el arte sonoro. Para el video arte mantenemos una biblioteca de vídeo. Consideramos que la conservación y distribución de la documentación en video de nuestro festival es una parte muy importante de nuestras actividades. Con todo, la principal institución en Finlandia dedicada a documentar y archivar es el Archivo de Arte Central, a cargo de la Galería Nacional de Finlandia. Y, por supuesto, AV-arkki, el Centro de Distribución de Media Art de Finlandia, que tiene un archivo de distribución de video arte finlandés.

 

Dado que han colaborado con el festival Pixelache, ¿les beneficia la existencia de un evento como éste en su ciudad? ¿Ha influido de alguna manera en sus actividades?

La forma en que funciona Pixelache es muy cercana a la nuestra: creamos eventos que son plataformas para que los artistas de diferentes orientaciones profesionales y diferentes países se reúnan, compartan ideas y creen cosas nuevas. En general, creo que MUU funciona como una ventana a las nuevas formas del arte para el público general, dando una nueva visibilidad a los artistas. Pero MUU ya no está sola. La escena del arte finlandés ha cambiado mucho. Huuto Gallery, creada por artistas jóvenes hace nueve años, ha tendio mucho éxito. También se crean nuevas redes de trabajo, como la Red de Media Art de Finlandia, que fue fundada por MUU junto con otras seis organizaciones en 2009. En la actualidad existen nueve organizaciones en esta red, MUU siendo la mayor de ellas. Durante los 10 años de mi carrera en MUU he constatado que estas diferentes posibilidades pueden ser muy fructíferas: trabajar tanto con las instituciones como “en las trincheras”. Esto me da el ímpetu y la energía para seguir trabajando.